Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Cómo hacer el equipaje para pasar un año en el extranjero

Cómo hacer el equipaje para pasar un año en el extranjero

Si vas a pasar un largo período de tiempo lejos, nunca es demasiado pronto para empezar a hacer el equipaje para un año en el extranjero . Si lo dejas para el último momento, te olvidarás de cosas imprescindibles, llevarás cosas que no vas a necesitar para nada y acabarás con una maleta gigante por meter las cosas a toda prisa justo antes de irte al aeropuerto, lo que probablemente hará que tengas que pagar por el exceso de peso.

A continuación puedes ver cómo hacer el equipaje para un año en el extranjero y conservar la cordura (¡y el entusiasmo!) durante el proceso.

Cuándo hacer el equipaje para un año en el extranjero

Empiece por lo menos con unos meses de antelación. Suena absurdo, lo sé, pero pronto te darás cuenta de que te faltan cosas y tendrás que comprar ropa. Y es mucho más sostenible económicamente comprarla en tu país que comprar sin sentido en el destino (es mejor que allí te gastes el dinero en excursiones y visitas).

Si empiezas pronto, te ahorrarás las consecuencias de comprar a toda prisa, como acabar con un abrigo que no te gusta para pasar el invierno en Tokio, o darte cuenta de que todos los bikinis que compraste de camino al aeropuerto antes de volar a Miami no te quedan bien. Es mucho mejor hacerlo con calma y con antelación.

Ni que decir tiene que también es recomendable que la ropa esté limpia. Dedica algo de tiempo a lavarlo todo, para que no tengas que ir a una lavandería en tu destino y enfrentarte nada más llegar a las instrucciones en un idioma extranjero.

 

Qué meter en el equipaje: lo esencial

Lo más obvio es el pasaporte, el documento de identidad, los billetes, las tarjetas bancarias que puedas usar en el extranjero, dinero en efectivo y copias de los documentos importantes, incluidos los papeles del seguro. Pero hay otras cosas que debes tener en cuenta a la hora de hacer las maletas.

En primer lugar, mete ropa adecuada para las estaciones con las que te vas a encontrar. No tiene sentido llevar lo de siempre si en tu nueva ciudad habrá una temperatura media de 35 grados todo el año o si va a estar cubierta por un metro de nieve en inverno.

También es clave llevar buenos zapatos y un par de zapatillas deportivas para explorar a pie la ciudad.

Llévate una cámara decente si la tienes, o hazte con un teléfono que tenga la mejor cámara que te puedas permitir. Vas a pasar seis meses o un año viviendo experiencias y conociendo gente, así que es recomendable que tengas los medios para documentarlo todo.

Por último, busca información para ver si necesitarás adaptadores de corriente para cargar el teléfono y la cámara. Los enchufes europeos de dos clavijas no sirven para las tomas de corriente de tres clavijas del Reino Unido. Lo mismo ocurre en los Estados Unidos, donde los enchufes son también diferentes.

 

Qué meter en la maleta: si te queda sitio en ella

Lleva unas cuantas cosas que te hagan sentir bien, para que tu nueva habitación te parezca más acogedora al llegar; como tus sábanas favoritas, algunas fotografías y quizás uno o dos cosas de comer que puedan ser difíciles de encontrar en tu nueva ciudad, cualquier cosa que te recuerde a casa.

 

Cómo hacer el equipaje para un año en el extranjero

No te limites a meter cosas en la maleta con la esperanza de acertar con todo lo que necesites, no funciona así cuando te vas a pasar un año en el extranjero.

Sigue añadiendo cosas a la pila de «cosas para llevar» durante los meses anteriores a tu partida y, cuando ya esté todo listo para hacer la maleta, coloca todo sobre la cama y ordénalo por categoría. Así verás mejor lo que llevas y lo que puedes estar olvidando. ¿Llevas suficientes pares de calcetines? ¿De verdad necesitas 19 camisetas diferentes?

Durante esta fase, ten sentido crítico y descarta sin piedad todo lo que no sea esencial y no vayas a necesitar o a usar, pero asegúrate también de tener cubiertas las cosas básicas (y tus favoritas).

La practicidad del equipaje

Las maletas duras son las más recomendables para un viaje largo. Son más fáciles de transportar, incluso aunque pesen bastante, y mantienen todo protegido durante el viaje. El equipaje de mano por sí solo es demasiado poco, y una mochila no es suficiente cuando te estás preparando para una nueva vida en el extranjero.

Recuerda llevar los objetos de valor en el equipaje de mano, y los artículos de aseo en una bolsa impermeable en la maleta. Aunque puedes comprarlos en cualquier lugar, puede que te apetezca llevar un bote de tu champú favorito, y no querrás darte cuenta al llegar de que se regó por toda tu ropa.

Guarda los documentos importantes, como el pasaporte, los billetes de avión, las tarjetas bancarias y el dinero en efectivo en un compartimento impermeable de tu equipaje de mano, en un sitio al que puedas acceder fácilmente. Ese es también un buen lugar para guardar el cargador del teléfono, ya que seguro que lo necesitas poco después de aterrizar.

 

Un buen consejo: Compra organizadores de equipaje. Estas «cajas» de tela mantienen toda tu ropa organizada por secciones y encajan a la perfección en la maleta.

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Vida Estudiantil