Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

CÓMO TOMAR EL TÉ: UNA INTRODUCCIÓN A LA CULTURA BRITÁNICA

CÓMO TOMAR EL TÉ: UNA INTRODUCCIÓN A LA CULTURA BRITÁNICA

Aunque, según un refrán chino, «Un día sin té es un día sin alegría», los británicos han perfeccionado su propia cultura del té y ¿quién puede culparlos? ¿No sabe todo mucho mejor cuando tenemos porcelana floral, comida para picar y pastel? No hacen falta muchos ingredientes para hacer té –una bolsa de té y algo de agua suele ser suficiente–, pero parece ser que hay muchas cosas que pueden salir mal y dar motivos a los conocedores para juzgarte sin piedad.

Pero por poco tiempo. Como el té es la bebida que más se consume en el mundo después del agua, tiene sentido que le mostremos el respeto que se merece: he pedido a Emma y a Simon, dos británicos que resulta que son nuestros residentes expertos en preparar y beber té, que compartan con nosotros sus conocimientos. Si sigues sus instrucciones para preparar el té, te convertirás en un experto en poco tiempo.

1. ¿CÓMO HAGO UNA BUENA TAZA DE TÉ?

Simon: Está claro que puedes limitarte a hervir el agua, poner una bolsa de té en la taza y echarle el agua, pero podemos hacerlo mejor ¿verdad? Vamos a darle al proceso un poco de sofisticación británica: para hacer té como un profesional, pon a hervir el agua. Tan pronto como empiece a hacer burbujas, échala en una tetera con una bolsa de té. Es importante no dejar que el agua se enfríe, porque este error de aficionado estropearía el sabor. Espera unos cuantos minutos a que el agua y la bolsa de té hagan lo suyo, y sírvete una humeante taza de té. ¡Buen trabajo! (La cantidad de tiempo de preparación depende de lo fuerte que sea el té y de tu gusto personal, pero recuerda: no hay nada peor que una taza de té pasado. Nada).

2. ¿TENGO QUE PONER LECHE EN MI TÉ? ¿CUÁNTA?

Emma: Sí, una taza de té sin leche es como Inglaterra sin té, algo completamente absurdo. En primer lugar, asegúrate de que la bolsa de té haya estado el tiempo suficiente en agua hervida antes de que se te ocurra PENSAR en echarle leche. La cantidad de leche que añadas es una cuestión de gusto personal, aunque solo los novatos lo beben con una proporción de té/leche mayor de 80/20. Si tienes dudas, échale solo un chorrito. Nunca confíes en una taza de té que tenga casi el mismo color que la loza de la taza. El té flojo es motivo de vergüenza, para eso es mejor beber té verde. Bochornoso.

S: Y pensar qué te consideraba una amiga, Enma. La leche siempre hay que echarla antes, cualquier otra cosa es un crimen contra el arte del té. Cuándo se debe echar la leche es un tema que genera fervientes debates en el Reino Unido: si quieres enfurecer a un británico, de carácter apacible por lo general, solo tienes que mencionar la cuestión de si echar antes o después la leche. *Qué vergüenza, Emma. Qué vergüenza.*

3. ¿CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO PARA BEBER TÉ?

E: No hay un solo momento del día que no sea perfecto para beber una buena taza de té. Déjame ilustrarte. ¿Te acabas de levantar? Las mejores mañanas empiezan con un té. ¿Has roto con tu bae y necesitas calmarte? El té te ayudará. ¿Has llegado al trabajo? Seguramente, amigo mío, sea la hora del té. ¿A alguien de la oficina le ha dado por hacer té aunque no le salga muy bien? Es hora del té «No es exactamente como me gusta, pero lo beberé por educación». ¿Has acabado ya tu taza? Trae aquí ese hervidor de agua. ¿Contemplando una taza de café? No tiene sentido, hazte otra taza de té para alejar de ti esos ultrajantes pensamientos de la cabeza, está claro que hoy no has tomado suficiente té.

4. ¿QUÉ DEBERÍA COMER CON EL TÉ?

E: Las galletas se inventaron con el único propósito de mojarlas (es un hecho). Las digestivas, sobre todo las que tienen una capa de chocolate, son siempre deliciosas, pero mucho más si se mojan en una taza de té recién hecho. Hazlo rápido: si la mojas más de 3 segundos, se desmenuzará y aterrizará en el té haciendo un lamentable «plop», y perderás media galleta y el respeto de todos lo que te rodean. Un buen trozo de pastel también puede ser un acompañamiento aceptable, pero, para que sea genuinamente inglés, toma el té con un bollito untado generosamente con crema cuajada y algo de mermelada de fruta.

5. ¿BOLSAS DE TÉ U HOJAS SUELTAS?

S: Me interesé en ello y me gustó la experiencia de hacer té con las hojas, algo que es esencial para cualquier conocedor del té, pero soy un hombre de necesidades básicas, así que normalmente uso la noble bolsa de té. Y no me gusta andar probando bolsas de té de sabores. La vida es demasiado corta como para fingir que alguna infusión aberrante es mejor que una taza humeante de las mezclas originales de Twinings.

6. ¿PUEDO BEBER TÉ HELADO EN VEZ DE TÉ CALIENTE?

E: ¿Por qué querrías hacer eso? Siguiente pregunta.

7. ¿PUEDO BEBER TÉ DE HIERBAS O DE FRUTAS?

E: Nadie que beba té de hierbas o frutas lo disfruta de verdad. O son terriblemente hispter, o piensan que es una dieta milagro, o nunca han tomado una taza de té auténtico bien hecho. (Lo más seguro es que sea lo último).

8. ¿QUÉ NECESITO PARA HACER UNA BUENA TEA PARTY?

S: No te compliques demasiado. Solo tienes que usar tus mejores tazas, platos, cubiertos y teteras, y llenar la bandeja para pasteles de un montón de cosas dulces deliciosas. Para que la tea party sea épica, no dejes de servir té y sigue el consejo de Emma sobre los bollitos: si no hay bollitos, no hay fiesta.

9. ¿QUÉ ES LO QUE NO SE PUEDE HACER DE NINGUNA DE LAS MANERAS AL BEBER TÉ?

E: Ya hemos hablado de lo fuerte que tiene que ser el té y de la cantidad de leche, pero todavía hay más. Nunca deberías tener la osadía de hacerte un té sin preguntar literalmente a todos los que te rodean si les apetece también una taza. Presta especial atención para recordar cómo le gusta el té a cada uno: si te equivocas, harás que tus amigos o colegas beban por educación un té que no les gusta. El amor propio de esos bebedores de té hará que se sientan molestos contigo. Además, nunca uses la misma cuchara para revolver una taza que tenga azúcar y otra que no lo tenga; la gente lo puede contar, y ese tipo de imprudencia y actitud descuidada hacia el té no será tolerada.

10. ¿CUÁNTAS TAZAS DE TÉ BEBÉIS AL DÍA?

E: Cuando probé por primera vez el té a la tierna edad de nueve años, lo escupí y juré que nunca entendería cómo nadie puede beber algo tan horrible. Mirando atrás, me doy cuenta de que mis padres lo dejaban enfriar y le echaban una cantidad inaceptable de leche para evitar que me hiciera adicto al té a tan temprana edad. Ahora bebo ocho o más tazas al día (y estoy empezando a entender la lógica de mis padres).

S: Bebo té desde que recuerdo, y no pasa un día sin que caiga en el estereotipo británico. Solía beber unas ocho tazas al día, pero bebo mucho menos desde que me mudé al extranjero. ¿Estaré perdiendo mi carácter británico?

11. ¿A QUIÉN OS GUSTARÍA INVITAR A VUESTRA TEA PARTY IDEAL?

E: Déjame ir directa al grano y escoger a Ryan Reynolds. Creo que no es necesario explicar esto.

S: Yo pondría la Union Jack sobre la mesa para hacer la fiesta británica perfecta: Sir David Attenborough, Stephen Fry, Benedict Cumberbatch, Emma Watson, Keira Knightley y la Reina (con su perro corgi, por supuesto), todos dando sorbos de té y comiendo paquetes de galletas Hobnobs.

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Cultura