Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

10 razones para amar Toronto

10 razones para amar Toronto

La gente que visita Toronto suele sorprenderse por su tamaño; es la ciudad más grande de Canadá y la cuarta más grande de Norteamérica. Desde la diversidad de la ciudad hasta lo maravillosos que son los lugareños, estas son las diez razones principales para amar Toronto (y, por supuesto, irte allí lo antes posible).

 

  1. Supertolerante

Toronto destaca por su cultura de tolerancia. Con más del 50 % de su población nacida fuera de Canadá, la ciudad siempre ha sido un punto de encuentro de personas de diferentes nacionalidades, culturas, religiones y orientaciones sexuales. En nuestra opinión, son los mejores cimientos que pueda tener una gran ciudad.

 

  1. Una importante cultura vecinal

Esta mezcla de culturas y nacionalidades es en parte la razón por la que Toronto es conocida como «la ciudad de los barrios». Y cada uno de los más de 200 vecindarios oficiales y no oficiales de Toronto tiene su propia personalidad. Está el ambiente hippie de Kensington Market, las casas victorianas de Cabbagetown, el ambiente estudiantil de Annex, Leslieville (el equivalente al Williamsburg neoyorquino), y muchos otros.

 

  1. Comida inclusiva

Esta diversidad se extiende a la gastronomía de los vecindarios de Toronto, donde se puede comer infinidad de sabrosos platos internacionales. La ciudad es el paraíso de las gastronomías coreana, india, de Sri Lanka, tibetana, italiana, mexicana, japonesa y china. Pero la comida de Toronto no solo es diversa, es inclusiva. La ciudad también es un paraíso para los comensales con diferentes necesidades y preferencias dietéticas, con gran cantidad de opciones orgánicas, veganas, crudas, sin gluten, sin azúcar y sin lactosa, y sin que nadie tenga que justificar o explicar sus elecciones personales.

 

  1. Teatro y espectáculos

En Toronto hay entretenimiento y cultura en todas partes. Desfiles de moda, conciertos, teatro, danza y narraciones de cuentos (historias reales contadas a micrófono abierto por los propios lugareños que pueden hacerte reír o llorar)… Hay lugares y géneros para todos los gustos e intereses.

 

  1. Ciudad de festivales

Aunque el Festival Internacional de Cine de Toronto cumple las expectativas por sí mismo, este importante evento comparte el protagonismo con una serie de eventos que garantizan que nunca haya un momento aburrido en calendario. El Caribana, un festival de cuatro días de cultura caribeña, el Toronto Summer Music Festival, el Toronto Pride, el Luminato, el Open Roof Festival y el Toronto Fringe Festival son solo algunos ejemplos. Tampoco quedan excluidos nuestros amigos peludos: ¡hay un festival para los perros y sus dueños!

 

  1. Pedal y pie

Olvídate del coche de alquiler. Toronto es una ciudad perfecta para caminar y andar en bici, con un diseño en cuadrícula que hace que sea muy fácil ir de un sitio a otro. La mayoría de los principales monumentos, museos y atracciones turísticas están cerca unos de otros. Esto es una gran ventaja, ya que la mejor manera de explorar una ciudad es pasear por ella. Además, está PATH, la pasarela peatonal subterránea de la ciudad, que cuenta con 30 kilómetros de restaurantes, centros comerciales y opciones de entretenimiento con conexiones al transporte público.

 

  1. Toronto Island Park

Inaugurado en 1862 como un centro de ocio para la gente adinerada, Toronto Island Park es hoy en día una de las mejores opciones para que todo el mundo pueda desconectar de la rutina diaria. Formado por 15 pequeñas islas peatonales en el lago Ontario, en Toronto Island Park encontrarás parques, playas y carriles bici para pasar un día relajante y revitalizador.

 

  1. Lago Ontario

El Lago Ontario, uno de los cinco Grandes Lagos, es una de las principales razones que hacen que Toronto sea tan magnífica. En cuanto llega el buen tiempo, los lugareños van en masa a los muelles para disfrutar de días de playa, cruceros, restaurantes y mercados. ¿Quieres algo más cerca del agua? Puedes bucear, hacer senderismo, hacer surf de remo o buscar playas escondidas, calas y lagunas en las orillas de este lago de postal.

 

  1. Arquitectura urbana

La arquitectura de Toronto, una combinación de arquitectura georgiana, industrial y postmoderna, nunca aburre. Destacan la Galería de Arte de Ontario, el Distrito de las Destilerías, el edificio Gooderham y las aulas «vaina» colgantes del Pharmacy Building. Si te apasiona la arquitectura, no dejes de echarles un vistazo.

 

  1. Temporada de terrazas

Dado que el invierno allí es frío, los canadienses hacen la cuenta atrás esperando a que el tiempo sea lo suficientemente cálido para poblar de nuevo las terrazas de la ciudad. Y en Toronto hay terrazas con auténtico estilo: en azoteas, aceras, jardines, a la orilla del lago y en muchos más lugares que invitan a sentarse y relajarse. Hay muchas guías en Internet que ofrecen información sobre la temporada de terrazas, y los lugareños estarán más que encantados de recomendarte sus terrazas favoritas y de acompañarte hasta alguna de ellas para arrancar oficialmente la temporada.

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes