Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

10 razones por las que Lisboa debería estar en tu lista de deseos

10 razones por las que Lisboa debería estar en tu lista de deseos

Construida a lo largo de siete colinas, con el río Tajo fluyendo a través de su corazón, y situada en una franja costera espectacular, no es de extrañar que Lisboa sea una ciudad hermosa. Y eso no es todo lo que tiene para ofrecer la soleada capital de Portugal: aquí tienes las diez principales razones para viajar a Lisboa:

1. Admira los azulejos

Esta ciudad es famosa por sus increíblemente hermosos azulejos; mosaicos tradicionales portugueses. Aquí la fabricación de azulejos y baldosas es un arte, y en todos los barrios se pueden encontrar unos cuantos edificios o algún museo o fuente decorados con complejos azulejados, desde mosaicos antiguos que datan de diferentes períodos históricos de Lisboa hasta piezas de arte moderno.

2. Historia y cultura, en todas partes

Castillos, palacios e históricas mansiones conviven con museos modernos y galerías de arte contemporáneo. La mezcla de estilos arquitectónicos no pierde el contacto con su historia y cautiva tanto a fotógrafos como a viajeros. Hay abundancia de vistosos edificios barrocos, neoclásicos, medievales y góticos. El castillo de Sao Jorge domina la ciudad desde la cima de una colina, y el puente colgante 25 de Abril —la versión portuguesa del puente Golden Gate— se extiende sobre el río. En Lisboa, un simple paseo por la ciudad se convierte en un viaje a través de la historia de Lisboa.

3. Cabalga las vías

¿Te gusta el encanto de otros tiempos? Uno de los mejores transportes para moverse por la ciudad es la red de coloridos tranvías de estilo retro. Si es tu primera visita, deberías subir al tranvía 28. Pasarás por emplazamientos turísticos clave, como la Catedral de Sé y el barrio de Sao Bento, y recorrerás parte de la historia de Lisboa. Los tranvías Remodelado datan de la década de 1930 y siguen siendo, con mucho, la mejor manera de ver los lugares de interés.

4. La ciudad es simplemente preciosa

En Lisboa, las calles empedradas comunican barrios de pintorescas casas históricas, barcos pesqueros y yates que se balancean suavemente en el puerto. Los tranvías de casi un siglo de antigüedad atraviesan la ciudad, y los puestos del mercado aguantan el peso de mariscos y pescados recién capturados. Los visitantes y los acogedores lugareños disfrutan del cálido sol portugués durante todo el año y contemplan la belleza de los castillos y palacios ornamentados que se extienden por toda la ciudad. No hay lugar a discusión: la capital de Portugal es preciosa.

5. Todas las playas

En lo que respecta a la costa, hay muchas opciones para elegir. En Lisboa y en las zonas circundantes se pueden encontrar tanto playas orientadas al oeste como playas orientadas al sur. También hay una playa artificial, Ribeira das Naus, donde se encuentran el río y el centro de la ciudad.

6. Unos cuantos elevadores

Los elevadores son los famosos funiculares de la ciudad, que te transportan colina arriba hacia los barrios más altos y las vistas más espectaculares. Además de ser un medio de transporte atractivo y original, son muy útiles para visitar esta ciudad, conocida como «la ciudad de las siete colinas».

7. Es un sitio de moda para practicar el surf

Si eres un surfista entusiasta que dedica su tiempo libre a buscar la rompiente perfecta, Lisboa ofrece esa combinación de ensueño de vida urbana y buenas olas. Puedes aprovechar las tardes para alejarte de la ciudad y buscar las mejores olas en las zonas costeras que rodean la capital. También es un excelente lugar para aprender, ya que hay escuelas de surf para principiantes.

8. Aunque ese no es el único deporte acuático…

En esta ciudad se vive en contacto con el agua, por lo que podrás hacer un viaje en velero desde uno de sus puertos deportivos, probar cómo se te da el kayak de río o de mar, alquilar una piragua, o simplemente ir a darte un baño.

9. Se está convirtiendo en un importante centro tecnológico europeo

Las empresas de nueva creación acuden en masa a Lisboa y, tras ellas, inversores entusiastas. Ha habido un incremento de pequeñas empresas tecnológicas y de nueva creación, que mueven sus sedes de las costosas ciudades de Londres o Berlín a la capital portuguesa, más barata, y mucho más soleada. Al tener cerca un aeropuerto internacional, el resto de Europa está a un paso de distancia, y la ciudad cuenta con infinidad de lugares elegantes para celebrar reuniones de negocios o eventos. ¿Quieres emprender un negocio? Lisboa es tu ciudad.

10. Un idioma encantador

¿Qué mejor lugar que la capital para sumergirse en el musical idioma de los portugueses? Es agradable a los oídos, incluso para los que no están intentando aprenderlo y, como nota aparte, deberías planteártelo, aquí tienes las diez razones por las que pensamos que el portugués es un idioma fantástico que aprender.

Déjanos tus datos si te interesa seguir uno de nuestros cursos en Lisboa.Más Información

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes