Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Conoce el testimonio de Nancy Vargas, madre de un ex participante de EF

Conoce el testimonio de Nancy Vargas, madre de un ex participante de EF

Una de las gratas experiencias que he tenido como madre ha sido el ver crecer física e intelectualmente a mi hijo Mateo; ha ido forjándose sueños y metas que las ha alcanzado con verdadero sacrificio, persistencia y hasta con verdadero gusto y placer en lo que se ha trazado. Una de estas experiencias ha constituido, sin duda alguna, el haber ingresado y formado parte de los estudiantes de EF Centro Internacional de Idiomas en San Diego y Santa Bárbara, California, Estados Unidos de América, en donde de manera apasionada sintió que debía participar en sus cursos para conocer, aprender y vivir experiencias fascinantes como las que le tocó vivir. Debo confesar que, cuando mi hijo me solicitó realizar el curso en el extranjero, en primera instancia sentí miedo y desconfianza en enviarlo solo a un lugar en donde iba a estar compartiendo con gente de otras culturas y creencias; lo cual, me pareció muy arriesgado, por ser menor de edad, y enfrentarlo quizá tempranamente a un mundo al cual tal vez no estaba aún preparado para ello. Bueno, hubo que tomar la decisión, muy difícil por cierto, de enviarlo dejando a un lado los miedos y pensamientos negativos que tenemos a veces los padres protectores. Pero, para ello me tomé la libertad de hacer una investigación sobre algunos aspectos que conllevaban el viaje, su estadía, permanencia e itinerario a seguir en el curso de inglés en el extranjero. Me dieron información muy precisa y detallada que fortaleció e hizo ratificar la decisión tomada, haciendo que tenga plena confianza en la organización y Centro de Estudios de Idiomas que ofrecía este servicio. Llegó el día de la partida de mi hijo a esta nueva meta y aventura trazada por él; fueron pasando los días y fueron acentuándose aún más la confianza en el producto y el servicio que se nos había ofrecido y sobre todo, confirmamos que nuestro hijo se encontraba seguro y en un ambiente lleno de alegría, satisfacción, comodidad, y con un aprendizaje de categoría. Nuestra decisión había sido la correcta.
Cada vez que conversábamos con Mateo notábamos su complacencia y satisfacción; pues, conocía nuevas personas, hacía amistades de todo el mundo y conocía culturas dentro de una variedad de interrelaciones muy provechosas. Sentíamos que este viaje y sus experiencias que las estaba viviendo iban a servirle muchísimo, como en efecto le ha servido hasta el día de hoy en muchas facetas de su nueva vida como estudiante universitario.
En definitiva, la experiencia que hemos tenido como padres al haber sido participes de este significativo viaje de aprendizaje de nuestro hijo ha llenado todas las expectativas fijadas y sobre todo nos ha dado más confianza para poder apoyarlo en muchas otras decisiones que él ha tomado. Realmente palpamos que su participación fue muy provechosa y positiva; acrecentó su personalidad y lo hizo madurar dentro de una atmósfera de confianza y seguridad en sí mismo.
Gracias EF.

Viaja con EFMás información

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Historias de Estudiantes